Tendencias: la venganza de lo analógico

“La venganza de lo analógico” es el título de un ensayo escrito por el periodista canadiense David Sax, pero es también una tendencia que se extiende con fuerza.

La omnipresente tecnología que nos provoca adicción, la maraña 2.0 y la velocidad a la que se producen los cambios está añadiendo una complejidad tal a nuestras vidas diarias que, por contraposición, nos empuja hacia esa venganza de lo real, de lo auténtico, de lo físico. Todos buscamos desesperadamente algo tangible y sencillo que nos ayude a desconectar. Y las marcas lo saben.

venganza de lo analogico

El subtítulo del libro de Sax lo describe a la perfección en una sola frase, apenas ocho palabras:

“See It. Feel It. Touch It. (Don’t Click)”

Según Sax, lo puramente digital tiene un atractivo limitado mientras que a la vida real que nos espera ahí afuera le aguarda un prometedor futuro.

Probablemente de forma mucho más intuitiva que los adultos, los niños más pequeños prefieren la lectura en papel. La revista “Computers & Education” ha publicado una investigación que demuestra que los niños de entre 4 y 6 años no tienden a usar dispositivos electrónicos para la lectura, incluso cuando se trata de niños que leen a diario. Prefieren leer sus cuentos en papel. Y eso que son nativos digitales.

Los mayores se han vuelto a enamorar de las Moleskines, con el apoyo del gurú de la productividad David Allen:

“el camino más fácil y más ubicuo para conseguir sacar cosas de la cabeza es la pluma y el papel”

La marca de libretas, que también lucha por digitalizarse, aumentó sus ventas un 12% entre 2015 y 2016 superando los 100 millones de dólares. Pew Research sigue constatando una predilección por la lectura en libros impresos frente a los digitales.

la venganza de lo analogico

Copyright: © Mikael Buck / Airbnb

Incluso empresas nativas digitales como Facebook tienen sus Laboratorios de Investigación Analógica. Y hasta los mismísimos unicornios recurren al anticuado offline cuando hace falta destacar. Amazon montó un espacio pop up en el aeropuerto JFK de Nueva York para promocionar su nuevo sistema de puntos para volar con Jetblue si compras en su plataforma.

Airbnb ha abierto una plataforma para alquileres de casa en Londres y para anunciarlo, botó una casa en el río Támesis.

eBay también eligió el Támesis para celebrar su 20 cumpleaños con una tarta gigante que navegó el pasado 10 de septiembre para asombro de los londinenses. Del agua, eBay pasó a otro medio tan analógico como la carretera, con un road trip que viajó por todo Estados Unidos promocionando además una nueva aplicación (eBay 4.0).

Entre detox y desconexión

En un mundo del todo gratis online, es lo analógico, a medio camino entre el detox (mejor depurativo para la Fundeu) y la desconexión tecnológica, lo que permite diferenciarse de la competencia.

“Make time for it” (que podría traducirse como “Saca tiempo”) es una campaña de Meantime Brewing Company, una empresa de fabricación de cerveza (Greenwich, Londres), que apela claramente a esta necesidad. En octubre de 2016 abrió un bar en el que todo el que entra tiene que dejar su móvil para disfrutar de una pinta libre de tecnología.

El florecimiento de actividades, formación y cachivaches en torno a la meditación y el mindfulness son reflejo de esta tendencia. Llegan a los lugares más insospechados, como los museos. La Manchester Art Gallery, que incluso tiene una Health & Wellbeing manager entre su personal, organiza actividades que combinan mindfulness y arte para todas las edades.

Si no existiera el deseo de desenchufarse ni siquiera nacerían aplicaciones como Headspace, una app para aprender online a practicar meditación. Sus tuits son bastante ilustrativos de la filosofía de la marca:

Vacaciones unplugged

Digital Detox es una compañía que te ofrece ayuda para echar el freno. Uno de sus productos son los Camp Grounded, donde los adultos pueden desconectar, alejarse del mundo y volver a ser niños de nuevo. It is time to go off hace algo similar, pero para adolescentes en Italia, Reino Unido y Hawaii.

En China, siempre un poquito más férreos con la disciplinada que los occidentales, un ex psiquiatra militar ha creado el Centro para el Tratamiento de la Adicción a Internet.

A otro tipo de consumidor, el outdoor entusiasth (fanático de la vida al aire libre), la meditación se le queda corta, así que buscará experiencias como Nimmo Bay Wilderness Resort para desconectar. Este lujoso centro de vacaciones, perdido en la Columbia Británica y al que sólo se llega en helicóptero o en barco, ofrece avistamiento de osos en plena naturaleza.

El consumidor, sobre todo el millennial, busca un estilo de vida menos tecnológico, con espacios que le permitan escapar de su ajetreada vida diaria, conectar con otros seres humanos, disfrutar momentos de reflexión y calma, desenchufando toda la tecnología que le rodea. He ahí una oportunidad.

Ilustración: elaboración propia a partir de Flickr / Gabriel Sanz (CC BY-NC-SA 2.0). 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
mm

Violeta González Bermúdez

Periodista especializa en innovación y tendencias, con más de 20 años de experiencia en comunicación. Fundadora de Ultravioleta, una social media boutique. ¿Quieres trabajar conmigo? Mira las soluciones que ofrezco.

Más posts - ultravioletadigital.es

TwitterFacebookLinkedInInstagramGoogle Plus

Comenta:

No publicaremos tu email. Campos obligatorios *